Escribir > Otros Cuentos y Poemas > 

Main content

La Vuelta a Casa de Beorhtnoth, Hijo de Beorhthelm

                                Now mourn for ever
Saxon and English, from the sea's margin
to the western forest! The wall is fallen,
women are weeping; the wood is blazing
and the fire naming as a far beacon.

 

~ Artículo escrito por Thomas Honegger. ~

Un diálogo dramático 

The Homecoming of Beorhtnoth Beorhthelm’s Son, publicado por primera vez en 1953 en el volumen colectivo Essays and Studies by members of the English Association, [aún no publicado en español] comienza con una introducción sobre el contexto histórico, que precede al texto propiamente dicho, un diálogo dramático. La obra concluye con una nota a propósito del término ofermod, palabra procedente del inglés antiguo, traducida generalmente por orgullo o insolencia.

En un segundo plano, encontramos el poema heroico en inglés antiguo que inspiró esta ficción histórica a Tolkien: La Batalla de Maldon, el cual narra los combates que tuvieron lugar en 991 cerca de Maldon. Sin embargo, el texto de The Homecoming of Beorhtnoth destaca un tono característico de Tolkien, que el propio autor vinculaba a sus dos ensayos más famosos sobre la literatura: «Yo mismo había pensado vagamente por un tiempo en reimprimir tres cosas que, según mi opinión, van juntas: Beowulf: los monstruos y los críticos, el ensayo Sobre los cuentos de hadas y The Homecoming of Beorhtnoth. El primero trata del contacto de lo “heroico” con el cuento de hadas; el segundo, primordialmente del cuento de hadas; y el tercero, del “heroísmo y caballerosidad”».

La historia

La parte central de The Homecoming of Beorhtnoth está compuesta por un diálogo dramático entre dos anglosajones, enviados, (según narra Tolkien) por los monjes de la Abadía de Ely a buscar el cuerpo del duque Beorhtnoth entre los cadáveres del campo de batalla, cerca de Maldon. Tída (diminutivo de Tíwald), es mayor y experimentado, mientras que Totta (diminutivo de Torhtelm), es un hombre mucho más joven, cuya imaginación parece estar influenciada por una identificación sin límite con la tradición poética heroica en inglés antiguo.
Ambos personajes llegan a Maldon y, en la oscuridad de la noche, buscan el cadáver de Beorhtnoth entre los cuerpos de los fallecidos. Encuentran su espada de empuñadura dorada y, a continuación, su cuerpo, atrozmente mutilado, que recogen para llevarlo hasta su carro. Pero unos ladrones asustan a Totta, y éste, impulsado por su imaginación desmedida, termina matando a uno de ellos. Un gesto inútil, que tal y como señala Tída, carece de heroísmo.
Al regresar a su carro, Totta se sienta detrás, junto al cadáver de Beorhtnoth, y se duerme. En su sueño tiene una visión apocalíptica, transcrita en lenguaje heroico. Un bache en el camino le despierta y, como se acercan a Ely, escuchan el Dirige, un himno cantado por los monjes en los oficios fúnebres.

Contexto histórico y relevancia

Se supone que el poema The Battle of Maldon  (La Batalla de Maldon) fue compuesto por un testigo de la batalla, poco después de los hechos relatados, o por alguien que recogió el testimonio directo de un superviviente. En las primeras versiones de The Homecoming of Beorhtnoth, Tolkien identifica a Totta como al autor de La Batalla de Maldon, para luego abandonar esta idea, ya que estaría en contradicción con su visión del poema, al que consideraba una sutil crítica del papel desempeñado por Beorhtnoth.

La Batalla de Maldon describe cómo el ejército de Essex (en el este de Inglaterra), bajo el mando del señor Beorhtnoth, sufre una desastrosa derrota contra las huestes vikingas. Éstas han llegado hasta el río Pante (ahora llamado Blackwater) tras devastar los campos de los alrededores. Mientras que los invasores vikingos acampan en un islote en medio del río, Beorthnoth y sus hombres ocupan la ribera opuesta, tomando el control del istmo que conecta la isla con tierra firme. Al verse en desventaja, los escandinavos, aunque en superioridad numérica, solicitan que se les permita cruzar el vado para que pueda entablarse una lucha «justa». Beorhtnoth, por su ofermod (término cuya interpretación es crucial para la comprensión que propone Tolkien del poema), acepta el desafío y durante la batalla que sigue, los anglosajones son derrotados, Beorhtnoth muere y sus compañeros, negándose a huir o a rendirse, oponen una última resistencia para defender el cuerpo de su amado señor.

El ofermod y El Señor de los Anillos

E. V. Gordon, con quien Tolkien había editado en 1925 una versión de Sir Gawain y el Caballero Verde, publicó una edición de La Batalla de Maldon en 1937, que, según él, debía considerarse como un testimonio del espíritu heroico del Norte, el cual impulsaba a los hombres a negarse a rendirse, incluso cuando todo estaba en su contra. En The Homecoming of Beorhtnoth, Tolkien ofrece su propia interpretación del poema y de cómo éste da a conocer a Beorhtnoth y a sus hombres. La glorificación poética de la guerra por parte del joven e imaginativo Totta contrasta con la dura realidad del campo de batalla y con el realismo más maduro de Tida. Tal como afirmó Tom Shippey, Tolkien intenta conciliar aquí sus propias concepciones con el hecho de que la poesía en inglés antiguo presenta, en gran medida, una perspectiva pagana del heroísmo, inaceptable para los cristianos. En la tercera parte de su texto (una nota titulada ofermod), Tolkien discute la interpretación de ofermod, término del inglés antiguo, interpretado de diversas maneras, como dignidad, orgullo o vanidad. Es más, sostiene que el poeta que compuso La Batalla de Maldon critica implícitamente la decisión de Beorhtnoth de dejar que los vikingos cruzaran el istmo, considerando esta elección como ofermod. Según Tolkien, Beorhtnoth, en su calidad de líder, no tenía derecho a descuidar sus responsabilidades para con su tierra y sus hombres por ansias de fama y de gloria. El verdadero heroísmo lo encontramos en los vasallos de Beorhtnoth, que se negaron a huir o a rendirse una vez muerto su señor.

Por tanto, The Homecoming of Beorhtnoth Beorhthelm’s Son no es una simple «continuación» del poema anglosajón La Batalla de Maldon. Ha de considerarse, ante todo, como un intento de solucionar los problemas que plantea la poesía heroica anglosajona al lector cristiano y, en lo que atañe a Tolkien y a sus propios escritos de ficción, a un autor cristiano. The Homecoming of Beorhtnoth, este «diálogo dramático sobre la naturaleza de lo "heroico" y lo "caballeresco"» (según lo describe el mismo Tolkien en una carta de 1955), le hace eco de manera contundente a El señor de los Anillos, publicado el año siguiente, debido a las reflexiones que propone a propósito del heroísmo y del hombre, de la guerra y de la muerte, del orgullo y del poder, de la poesía y de la fama, del papel que debe desempeñar un líder y del uso de la fuerza.

~



Return to home page